Una mirada en profundidad al sexo en la publicidad

El sexo en la publicidad es una práctica aún más mal vista que el propio sexo, se considera sucia, manipuladora y quizás un golpe bajo para la sociedad moderna, pero aun asi es una tecnica usada en casi cualquier industria, incluso en la misma industria del pornofilm.

Ahora, más que nunca representa un gran riesgo gracias a la creciente popularidad de los movimientos feministas y al aumento de la conciencia de la desigualdad a la que se enfrentan las mujeres en el día a día.

¿Desde cuando la publicidad esta ligada al sexo?

Si logras recordar la publicidad de Pearl Tobacco es un milagro de dios, eres un zombie o formas parte de un selecto grupo de aficionados coleccionistas! Los historiadores apuntan a que en el año 1871 Pearl Tobacco fue la primera empresa que se quiso meter en estas aguas y lanzo al mercado una nueva publicidad en su caja de tabacos en el cual mostraba a una mujer semidesnuda en el empaque.

No obstante, fue para el año 2010 cuando una empresa de Jeans uso el antiguo refrán «el sexo vende» para literalmente hacer una campaña de branding que los llevaría a ser una de las marcas más conocidas hoy día en su industria. Diesel lanzo una campaña publicitaria que encendió el internet donde usaron la frase «El sexo vende, desafortunadamente vendemos jeans», acompañado de fotografías de hombres y mujeres muy guapos sobre edredones gastados y sofás de cuero. A partir de allí miles de marcas muy conocidas hoy día, comenzaron a hacer uso de este tipo de trucos para darse a conocer y vender más.

Entonces… El sexo vende?

Lo cierto es que si, el sexo vende y siempre se venderá. Pero creo que hay una forma correcta e incorrecta de emparejar la publicidad y el sexo. Además, creo que hay productos correctos e incorrectos con los que combinar la publicidad y el sexo.

Publicidad sexual